El/la gu铆a, un rol importante en la Educaci贸n Respetuosa馃挏

Muchas veces, por mi profesi贸n, he tenido que responder a la pregunta 鈥溌縴 t煤 tienes hij@s?, 驴C贸mo lo haces en casa?鈥 o 鈥渃laro, as铆 no tendr谩s dificultades鈥鈥 lo que unido a 鈥驴Y el padre?, lo ten茅is m谩s f谩cil鈥. Y claro, no puedo negar que nuestras profesiones nos han despertado la curiosidad, las ganas de hacerlo mejor y ayudado a profundizar en las formas de relacionarnos con nuestros hijos, de educar, de respetar lo que creemos. Ahora bien, 驴Cu谩ntas familias conocemos que, con las mismas profesiones, educan de manera totalmente diferente?. Nuestra forma de educar viene de la mano de un atrevernos; atrevernos a romper viejos esquemas que no respetaban lo que sent铆amos, atrevernos a poner en duda los conceptos de 鈥autoridad鈥 o 鈥poder鈥 de los que part铆amos, atrevernos a creer en nuestros hijos como personas 煤nicas e irrepetibles. Y lo m谩s importante, atrevernos a trabajarnos a nosotr@s mism@s, a tomar conciencia de nuestros introyectos, a mirar nuestras debilidades, nuestras sombras y estar siempre dispuestos a abrazarlas hasta sacarlas a la luz y tenerlas en cuenta, abrazarlas, como digo yo.

驴De d贸nde sacamos la loca idea de que para hacer que los ni帽os se porten mejor, primero debemos hacerlos sentirse peor?鈥, J. Nelsen

Tengo dos hijos y aunque nuestra forma de educar-nos ha contado con un cimiento firme, la individualidad de cada uno de ellos, conlleva irremediablemente tenerles en cuenta como personas 煤nicas e irrepetibles, sin perder nunca de vista nuestros pilares: firmeza, amabilidad y respeto. Sin lugar a dudas, esto nos lleva a dar un lugar privilegiado a la autoridad (que no al autoritarismo), la asertividad y la empat铆a, tan necesarias en la educaci贸n familiar.

Durante a帽os indagaba, buscaba, caminaba por senderos que, sin ponerle nombre, me fueron llegando a un mismo lugar: la educaci贸n positiva, la Disciplina Positiva. Me acerqu茅 a autoras y autores como Alfred Adler y Rudolf Dreikurs. Inici茅 un trabajo personal profundo desde d贸nde poder entender, desterrar o abrazar todos esos miedos e inseguridades y fui, poco a poco dando formas b谩sicas a lo que para m铆 significaba educar. A partir de ah铆, el proceso se abri贸 y con m谩s o menos dificultades pon铆a en juego nuevas habilidades que fueron convirti茅ndose en mi estilo educativo, nuestro estilo y el estilo que intento trasmitir a cada familia con la que trabajo en mi d铆a a d铆a.

Cobra importancia recordar que todas las relaciones son rec铆procas y la relaci贸n madre/padre 鈥 hijo/a no iba a ser menos. Ser gu铆as de nuestros hijos e hijas nos convierte autom谩ticamente en continuos aprendices; saber reconocer las emociones propias y las de nuestros/as hijos/as, regularlas (sin anularlas) y expresarlas les ir谩 acercando a un desarrollo emocional sano y en continuo crecimiento.

En mis intentos de trasmisi贸n clara, he intentado muchas formas y la que, sin duda, creo m谩s sencilla es mostrar mis pilares b谩sicos:

Conexi贸n. Ayudar a mis hijos a tener un sentimiento de pertenencia e importancia desde la confianza y la proximidad, lo que implica un enorme ejercicio de empat铆a que prioriza lo que al ellos le pasa y desde ah铆 podemos adentrarnos en sus comportamiento, en sus formas de resolver, en su manera de ver el mundo.

Amabilidad y firmeza. Ambas important铆simas para mostrar respeto tanto a nosotr@s mismos como a nuestros hijos (eliminamos la permisividad).

Nos centramos en las soluciones, no en el castigo. Creo en una educaci贸n no punitiva, centrada en la resoluci贸n de dificultades a medio plazo (eliminamos el castigo). A corto plazo, el castigo funciona: detiene r谩pidamente la conducta; a largo plazo fomentan una o las cuatro 鈥淩鈥 (resentimiento, revancha, rebeld铆a, retraimiento).

Responsabilidad. No ponemos el foco en 鈥渓a culpa鈥 sino en la responsabilidad y las posibles soluciones de aquellos comportamientos que queremos cambiar porque da帽an a un@ mism@ o a los dem谩s.

Respeto Mutuo. Por un@ mism@ y la situaci贸n (firmeza); por las necesidades de nuestros hijos y otr@s (cari帽o).

Autocontrol. Enfocarnos en sentir antes de responder nos ayuda a tomar decisiones m谩s meditadas y respetuosas y sirve de claro ejemplo a nuestros hijos. Utilizar un 鈥渢iempo fuera positivo鈥 nos ayuda a encauzar mejores soluciones.

Error como oportunidad para aprender. Recuperarse de los errores pasa por: reconocer, reconciliar y resolver (a veces de manera conjunta).

Animar. T煤 puedes conseguirlo.

Trasmitimos el mensaje de amor.

A partir de aqu铆, toca poner en pr谩ctica, experimentar, atreverse鈥

Referencias: 

BARUDY, J. y DANTAGNAN, M. (2010). Los desaf铆os invisibles de ser padre o madre. Barcelona: Gedisa

NELSEN, J (2001). Disciplina Positiva (2陋 Ed 2006). M茅xico: Ruz

RAMIREZ, S. (2015). Crianza con apego. De la teor铆a a la pr谩ctica. Editado por Amazon

RAMIREZ, S (2016). Sin gritos ni castigos. Educando para la autodisciplina. Editado por Amazon

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesi贸n:

Logo de WordPress.com

Est谩s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est谩s comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est谩s comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s