NARRATIVAS.

Un recurso a explorar

En general, nos gusta contar historias y, de manera generalizada, solemos restarle importancia a las nuestras o, lo que es peor, a las de los otros. La pregunta es ¿no somos lo que nos contamos?… La mayoría de ocasiones, sí.

Las personas estamos llenas de narrativas, hablamos sin parar de lo que nos ocurre, intentamos poner palabras a lo que sentimos y nos creamos imágenes, más o menos certeras, de posible soluciones… y esto, aun cuando no siempre seamos conscientes es un recurso maravilloso.

La metáfora de la narración constructiva (como lo llamaría Meichenbaum) propia de las terapias cognitivas de tercera generación se basa en la concepción de que las personas construimos nuestras propias realidades. La realidad es, por tanto, el producto de lo que construimos, de lo que significa para nosotras.

Desde esta perspectiva, no hay realidades distorsionadas sino múltiples realidades y el papel de la terapeuta consiste en guiar, en ayudar a cada persona para que pueda llegar a ser consciente de cómo crea su realidad y qué consecuencias tiene su creación, su construcción, lo que se dice.

Las historias que construimos son las verdaderamente importantes… si nos damos cuenta de esto, los síntomas que padecemos podrían pasar a un plano diferente y, cómo los contamos, qué trasmitimos sobre ellos, podría darnos claves importantes para solucionarlos.

¿Y que quiero decir con todo esto? Que, a veces, construir nuestras narrativas, escribirlas tal y cómo son para nosotras puede llegar a ser verdaderamente reparador (si conseguimos no perder de vista el momento y nos permitimos opciones alcanzables a construir); Que no siempre podremos hacerlo solas y buscar ayuda profesional puede ser clave para continuar nuestra historia… porque ¿no estamos llenas de ellas?

Yo suelo escribir-me a diario, quien me conoce sabe que siempre llevo una libretita donde, en cualquier momento y en cualquier lugar, escribo. Lo hago para mí, sin tapujos, sin preocuparme por la estética o por que tenga más o menos sentido… para mí lo tiene, a veces, solo es cuestión de perspectiva y retomar estas letras en otro momento, en otro lugar, puede ser clave para una nueva re-construcción.

«Los científicos dicen que estamos hechos de átomos, pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de historias»

Eduardo Galeano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s