VUELTAS

Llevo días, quizás semanas, con un torbellino de emociones encontradas. Para mí, dar espacio a mis emociones, escucharlas y vivirlas es importante y de ahí, que la señal para DARME CUENTA que algo no funciona como debiera, sea precisamente esa: el torbellino, las VUELTAS.

Un torbellino, según la Real Academia es:

1. Remolino de viento”.

2. Abundancia de cosas que ocurren a un mismo tiempo”.

3. Persona demasiado viva e inquieta y que actúa o habla atropellada y desordenadamente”.

Cuando el viento sopla rápido y en giros puede provocar remolinos, si hay demasiadas “cosas” a su paso puede cargar con todas, se desordenan, se pueden llegar a golpear unas con otras e incluso romperse; lo que va dejando a su paso necesita reconstruirse.

En general, a estas alturas, considero que tengo buena CAPACIDAD DE AUTORREGULACIÓN y suelo ser capaz de escuchar las sensaciones de mi cuerpo y prestarles atención; igualmente, cuento con una premisa básica que no suelo obviar: mirar desde el otro lado, para mirar después hacia y desde dentro y, por último, poner en juego todas mis estrategias emocionales, personales, para no perderme el respeto.

Cuando todo esto ocurre y continúo con dificultades para poner palabras a lo que siento, a lo que me pasa, toca recuperar el equilibrio.

Lo primero es diferenciar entre lo que está en mis manos cambiar y lo que no. Hay ocasiones en lo que lo único que podemos cambiar es la actitud hacia aquello que nos desordena y desde ahí tomar decisiones para recolocarnos. Si esto está claro, nos ahorraremos un montón de malestar.

Quienes me conocen saben que me encantan las metáforas y suelo trabajar con ellas y de ahí que, continuando con ellas, me decida hoy por esta canción. Ya sabéis que Muerdo me encanta y si además le acompaña Amparo Sánchez ya es la panacea (“Remedio para mejorar cualquier mal”).

Cuántas vueltas para llegar siempre al mismo sitio
la soledad de este precipicio del que saltar como piedra inerte
cuánta gente cuánta ansiedad viven sus latidos
y cuántas guerras sufren sus mentes
cuánto dolor duele sin sentido

Entre el vértigo queda vivir
tan rápidamente tan lejos de ti
tan lejos de sí tan lejos
que difícil la felicidad
si todo es tan ajeno a ti
que apenas te sientes

Suéltalo malo y déjalo correr
que estás en vuelo ooh
óyeme ponte en talla
y vámonos de aquí pa’l cielo
suelta lo malo y déjalo correr
que estás en vuelo ooh
óyeme ponte en talla
y vámonos de aquí pa’l cielo

Entre el vértigo queda vivir
tan rápidamente tan lejos de ti
tan lejos de sí tan lejos
que difícil la felicidad
si todo es tan ajeno a ti
que apenas te sientes

Vámonos a construir lo nuevo
a ponerlo todo boca abajo
a comer el mundo con los dedos
a romper lo negro en mil pedazos
con amor que todo lo que tengo
y esta’ gana’ loca’ de entregarlo
pa’ cambiar esta vida de perros
pa’ vivir el tiempo más humano
vámonos al cielo de otros labio’
vámonos al cielo de otro pelo
vámonos al cielo de otro tacto
vamono’, vámonos

Suéltalo malo y déjalo correr
que estás en vuelo ooh
óyeme ponte en talla
y vámonos de aquí pa’l cielo
suelta lo malo y déjalo correr
que estás en vuelo ooh
óyeme ponte en talla
y vámonos de aquí pa’l cielo

Suéltalo déjalo correr
suéltalo
que estás en vuelo
suéltalo, suéltalo malo
de aquí pa’l cielo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s