JUEVES DE MÚSICA, HACIA LA VIDA

Cada cual tiene su propia vida. Eso no es discutible ¿o sí?.

Hace días que reflexiono en este sentido. Andamos en el que parece el camino de salida de esta inquietante pandemia y cada día, cuando salgo a la calle, casi irremediablemente, me viene a la cabeza la misma cuestión ¿hacia dónde vamos?

A veces, tengo la sensación de que esto solo ha sido un mal sueño y otras, me planteo que quizás, la humanidad ha podido, aunque aún tiene cosas que hacer para que lo que aprendimos no se pierda de un plumazo.

Me siento inquieta y siento no ser capaz de darme permiso, por el momento, para hacer como que nada pasa. Cuando esto me ocurre suelo dejarme llevar por mi impulso; ahora mismo “estar”, no necesito más por el momento.

Es como si las imágenes de este último año y medio pasaran por mi cabeza como los fotogramas de cualquier peli de terror en la que, de pronto, te sorprende la valentía del o de la protagonista y otras veces, te aprietas bien fuerte las manos a la cara mientras dices bajito “pero no seas tonta, no, no, no hagas eso. Si lo haces va a ser peor”… pero claro, si no lo hace, se acaba la peli. Es un reflejo de cómo nos guiamos en miles de ocasiones desde la total inconsciencia o peor, actuamos a sabiendas de que el riesgo puede ser mortal.

Conectar con lo que estamos viviendo es complicado porque corremos el riesgo de desandar caminos ya recorridos. En mi caso, al conectar tiendo a traer al presente situaciones pasadas en las que el miedo, la inseguridad o la impotencia se apoderaron de mí, por lo que tengo que estar bien despierta, atenta para saber quién soy, de dónde vengo y ahora, sobre todo, hacia dónde quiero ir.

Vengo de donde viene mi amigo el viento
Traigo aromas de luz que trovaron los cerros
Y armonías calladas de la noche más bella

Chavela Vargas no necesita presentación, fue una mujer diferente a las mujeres de su época; con una infancia difícil, con la crítica siempre pegada a sus hombros, por su estilo de vida, por su manera de estar o de vivir, por su forma de vestir y también de cantar y a la que la mirada del otro, no pudo hacerle daño.

No pregunten, ¿quién soy?
Porque no se los digo
Solo sé que a ‘onde voy
El amor va conmigo

Es importante no perder el rumbo, sea cual sea la circunstancia y posicionarnos.

Y a puro valor
He cambiado mi suerte
Hoy, voy hacia la vida
Hoy, voy hacia la vida
Antes, iba a la muerte

Buen camino HACIA LA VIDA!!!💜

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s