SEMILLAS. Muerdo ft. Lola Membrillo (Perotá Chingó)

El mundo está lleno de seres extraordinarios, seres de luz, que digo yo. Muerdo (Pascual Cantero) y Lola Membrillo (Dolores Aguirre) bien podrían ser algunos de ellos… la sensibilidad, la creatividad y el amor van de la mano en sus canciones. En todas ellas, la realidad siempre puede contemplase desde otro lugar, un lugar que Muerdo parece conocer bien: el alma.

Esta canción no podía faltar en los Jueves de Música; me acompaña desde hace años y ha sido la banda sonora en muchas de mis sesiones terapéuticas, donde en demasiadas ocasione “no hay senda” y la posibilidad de ir abriendo nuevas veredas es un reto casi imposible, de inicio.

Yo quiero caminar
Donde no hay senda
Donde nadie cantó
Ya mi cantar

Yo quiero caminar
Por las veredas
De un río que mañana
Nacerá

Y tiraré semillas
A la tierra
Semillas que muy pronto
Brotarán

“Semillas” puede convertirse en un buen vehículo con destino a tu interior. Cuándo la escucho y la veo interpretada por Muerdo y Lola, no solo lo que dice (verbal) sino cómo lo dicen (no verbal), vuelve a reafirmarme en la importancia de conectar y reconectar constantemente conmigo misma.

Déjame ver cómo va entrando por mis pies
Es la tierra latiendo que va encendiéndome la piel
Y puedo ver la raíz
Sentirme tierra también

Quiero sentir mares vertiendo sobre mí
Todo el agua que empuja lo que no quiere salir
Y lo que no me hace bien
Lo voy echando de mí

Se trata de vivir lo que nos traigan los días y en ese VIVIR ir ampliando nuestra conciencia, nuestros momentos de conexión… caminar sin impedir el camino de otras personas, mientras vamos haciéndonos más libres, más humanas.

En este mundo hay sitio para todos
La buena tierra es rica
Y puede alimentar a todos los seres
El camino de la vida puede ser libre y hermoso
Pero lo hemos perdido

Pensamos demasiado
Sentimos muy poco
Más que máquinas, necesitamos humanidad
Más que inteligencia, tener bondad y dulzura
Sin estas cualidades la vida será violenta
Se perderá todo

No es fácil, lo sabemos bien; cultivar unas buenas alas que puedan volar sus propias rutas tiene riesgos, que no siempre estamos dispuestas a asumir, y es tan bonito cuando lo consigues…

Tendré que navegar
Contra mareas
Que tratan de arrastrarme hasta el final

Mas quiero yo volar
Con alas nuevas
Que iré haciendo de acordes
Y al compás del ritmo

Crecer no es algo automático con el paso del tiempo. CRECER requiere buenas semillas que no olvidemos abonar, requiere paciencia y confianza, requiere SENTIR.

Y tiraré semillas a la tierra
Semillas que muy pronto brotarán
Y traerán amor y llevan guerra
Que traiga redención y libertad

Déjame ver cómo va entrando por mis pies
Es la tierra latiendo que va encendiéndome la piel
Y puedo ver la raíz
Sentirme tierra también

Quiero sentir mares vertiendo sobre mí
Todo el agua que empuja lo que no quiere salir
Y lo que no me hace bien
Lo voy echando de mí

Alalale, aeh, rico
Alalale, aeh, uh

Gracias a todas las personas que abonan día a día este mundo maravilloso con semillas cargadas de ilusión y esperanza.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s